Nápoles


Ubicada a los pies del Vesuvio, la ciudad de Nápoles cuenta con numerosos atractivos por sus expresiones artísticas, culturales y folclóricas. Capital de la región de Campania, es una ciudad para vivirla.

Una ciudad romántica con mucha historia, antiguas iglesias, universidad medieval y numerosas cafeterías,bares y restaurantes, uniendo arte e historia en un solo lugar. 

Los lugares que no puede perderse en Nápoles son: el Duomo de San Gennaro, catedral construida en el siglo XIII encima de las ruinas del templo romano de Neptuno; La Chiesa di San Domenico Maggiore; el Museo Arqueológico Nacional que alberga la mayor y más rica colección de los tiempos greco-romanos; el Palazzo Reale y el Castel dell’Ovo; además de las catacumbas de San Gennaro. Su centro histórico es patrimonio mundial tutelado por la Unesco. También destacamos el Museo y Galería di Capodimonte

Dentro de su rica gastronomía, puede elegir entre disfrutar de los sabores del mar como el pulpo con salsa o los mariscos crudos, o de los platos más típicos como la mozzarella de búfala, la pizza napolitana, los vinos blancos y tintos denominación de origen y una refinada y variada pastelería. Y qué decir de la pasta, puede probar por ejemplo unos spaghettis con almejas. Y para finalizar la comida, tome un café tazzulella.

VISITA A POMPEYA:

Durante un viaje a Nápoles, una de las excursiones que todo viajero no debe perderse, es la visita a la antigua ciudad romana de Pompeya, cuyas ruinas muy bien conservadas nos remontan al pasado, donde hay mucho por recorrer y ver. En el año 79 d.C, la ciudad de Pompeya fue enterrada totalmente con la erupción del Volcán Vesubio, acabando con toda la ciudad y su población. Pompeya comenzó a ser excavada en el siglo XVII y, en la actualidad dos tercios de la ciudad han vuelto a ver la luz, por lo que se ha convertido en un atractivo turístico muy popular de Italia, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Dada su gran extensión es necesario comenzar la visita desde temprano por la mañana y recorrer aquellas zonas de mayor relevancia, como el Antiquarium ubicado muy cerca de la entrada principal. Este sitio es famoso por las personas y  animales que fueron hallados en la posición asumida, al ser sorprendidos en el momento de su muerte.

Otro lugar de gran interés durante una visita a las ruinas de Pompeya es el Foro, que era el centro cívico y el corazón de la vida comercial de esta antigua ciudad romana. Al caminar por este sector se pueden ver que los edificios no poseen techos ya que se han derrumbado por el peso de las cenizas del Vesubio, aunque en algunos de ellos han sido reconstruidos. Todas las calles principales de Pompeya se hallaban recubiertas con bloques poligonales de roca volcánica.
 
De gran belleza resulta el Templo de Apolo y el Macellum, conforman un conjunto casi unitario. Mientras que en las cercanías se encuentra la Villa de los Misterios, uno de los edificios suburbanos de Pompeya, contiene hermosos pavimentos decorados y pinturas murales.
 
Asimismo, esta antigua ciudad contaba con sectores dedicados al esparcimiento, con el Teatro construido a la manera del mundo griego y helenístico, aprovechando la pendiente natural de una colina y restaurado y ampliado notablemente en la época romana. En el la población disfrutaba de espectáculos de genero, mientras que en el Odeón lo hacían de espectáculos musicales. También contaba con un Anfiteatro, en cuya parte superior aún son visibles los agujeros destinados a alojar las sujeciones del velario, el toldo gigante que se extendía para proteger a los espectadores del sol y la lluvia.
 
Otro de los varios lugares de ocio que contaba Pompeya y que también hoy se visita son las Termas Stabianas y la de la Abundancia compuesta por una sección masculina y otra femenina. Tenía un sofisticado sistema de calefacción donde el aire caliente circulaba bajo el piso y entre las paredes. Entre las casas privadas, la Casa del Fauno nos permite imaginar la magnificencia y el lujo en que vivía la aristocracia romana.
 

 

Italia, Malta, España, Francia

Barco: MSC Meraviglia

DESDE 499 €

Italia, Francia, España, Malta.

Barco: MSC Armonia

DESDE 399 €