Bruselas


Bruselas es la capital y ciudad más grande de Bélgica y sede de las instituciones de la Unión Europea.

Entre las visitas imprescindibles podemos destacar:

- Grand Place: Es el lugar más famoso, animado y fotografiado de Bruselas. Con decenas de famosos edificios, constituye uno de los conjuntos arquitectónicos más bellos de Europa.

- Manneken Pis: Con una leyenda difusa y unas dimensiones que le hacen pasar inadvertido para la mayoría de los turistas, el Manneken Pis se ha convertido en el símbolo de Bruselas.

- Atomium: Diseñado como símbolo y pabellón principal de la Exposición Universal de Bruselas de 1958, este enorme átomo de 102 metros de altura se ha convertido en la imagen de la capital belga.

De los palacios y monumentos que posee la ciudad cabría destacar: el Palacio de Justicia, el Palacio Real, el Palacio Cincuentenario, la Catedral de Bruselas, la Basílica del Sagrado Corazón y Notre Dame du Sablon.

Entre otros lugares de interés también podríamos mencionar: el Parque de Bruselas, las Galerías Saint Hubert, Mini Europe y el Barrio Europeo donde se encuentran los edificios de la Unión Europea.

La gastronomía belga es amplia, rica. Hay decenas de platos típicos que merece la pena probar y los precios no son elevados.

- Mejillones con patatas fritas (Moules): Los mejillones son el plato típico por excelencia de la cocina belga. Se sirven en raciones que van desde los 500 gramos hasta 1 kilogramo y pueden ir acompañados de diversas salsas: marinera, vino blanco, tomate o ajo son algunas de las opciones.
- Carbonnades flamandes: Carne estofada en cerveza belga. No tiene sabor a alcohol y, al igual que los mejillones, va acompañado de patatas fritas.
- Waterzooi: Estofado de pollo o pescado con verduras. Es un plato típico de Gante.
- Chicons au gratin: Endivias envueltas con jamón gratinadas con salsa de queso.
- Filet Américain: Carne picada que se sirve cruda, a veces sobre una rebanada de pan tostado.

Uno tampoco puede irse de Bruselas sin probar la cerveza belga. Bélgica es el primer productor de cerveza del mundo y se dice que los belgas beben una media de más de 100 litros al año. Algunas de las cervezas belgas más conocidas son Stella Artois, Leffe, Chimay o Duvel.

En muchos bares acostumbran a dar frutos secos u otro tipo de acompañamiento al pedir una bebida. Si os sabe a poco, es típico pedir una tabla de queso junto a la cerveza, suele estar acompañado de mostaza y de especias.

Y qué decir de los Gofres, merecen una mención aparte, también llamados gaufres o wafles), tal vez el "plato" más internacional de Bélgica. Los hay de dos tipos: de Lieja (más pequeños y crujientes) y de Bruselas (mucho más grandes y consistentes).

Encontrareis puestos de gofres por toda Bruselas con precios que comienzan en 1,5 euros. El 90% de los puestos sirven gofres de Lieja.