Kralendijk (Bonaire)


Con frecuencia llamada simplemente "Playa" o "Beach" por los residentes locales, Kralendijk es la somnolienta capital de Bonaire, una isla que se encuentra en las Antillas Holandesas. 

Ensartada a lo largo de una de las muchas maravillosas playas de Bonaire, Kralendijk está alineada con deliciosas casas con estuco de rosas, naranjas y verdes lima en tonos pastel. Además del Parque Marino que la hace famosa por el buceo, Bonaire también ofrece placeres como los flamencos , playas de color rosa , excursiones a pie y casinos. Mucho que hacer, si no te basta con entregarte al lujo en una inmaculada playa.
 
Definitivamente no querrás perderte la playa de verdadero color rosa de Bonaire que se encuentra justo al sur de Kralendijk. El color se debe a los corales que se han convertido en arena por la acción del mar. También de color rosa son los famosos flamencos que, en la época de apareamiento, bordean los 15.000 ejemplares. 
 
El Parque Nacional Washington Slagbaai es otro lugar que no puedes perderte y, con un variado terreno, también tendrás oportunidad de ver una amplia muestra de otras aves, desde el bananaquit, una pequeña ave impertinente que tiene el pecho de color amarillo, famosa entre los habitantes del lugar por su costumbre de robar el azúcar de las mesas, hasta el periquito caribeño.
 
Tendrás mucho que hacer sobre y bajo el agua. Excelentes alternativas son el buceo en el Parque Marino y la pesca de bajura, que permite obtener ejemplares de atún, mahi-mahi, marlin azul, amberjack y pez espada. Bonaire también se considera un secreto bien guardado de la práctica del bonefishing. 
 
Si prefieres quedarte en tierra firme, el Parque Nacional Washington Slagbaai ofrece una amplia variedad de lugares para realizar excursiones a pie, desde el desierto y los cactus hasta las cumbres y las vistas del océano. El parque es un buen lugar para contemplar los flamencos de Bonaire y muchas otras aves. El buceo con esnórquel ofrece un conjunto de peces y una gran variedad de corales saludables, desde staghorn hasta gorgonians.
 
Una caminata por Kaya Grandi en Kralendijk ofrece una amplia variedad de interesantes gangas en artículos como joyas de piedras preciosas, madera, cuero, plata y cerámica. También encontrarás huellas y pinturas, peces pintados y muñecas isleñas.
 
La comida criolla es la favorita de los habitantes del lugar y tiene una especial influencia en los platos hechos a base de pescados y mariscos, desde caracolas hasta pescado y langosta picante a la parrilla. Las influencias caribeñas que debes probar incluyen la papaya, el plátano y el funchi, un potaje de harina de maíz. Y eso es por todas las Antillas Holandesas, por lo que hay muchas deliciosas carnes ahumadas y excelentes quesos que puedes encontrar. Si quieres probar un platillo exótico, pregunta por la sopa de cactus.