Ibiza


Ibiza se encuentra situada al este de la Península Ibérica, en el mar Mediterráneo, dentro de la Comunidad Autónoma de las islas Baleares. Ibiza constituye un pequeño gran mundo que se extiende desde la costa y hacia el interior en un relieve suave. Ibiza conforma junto a Formentera las Islas Pitiusas (denominada islas de pinos por los griegos).

La naturaleza ibicenca constituye, sin duda, el atractivo más importante de la isla. Las playas de Ibiza se pueden disfrutar en cualquier época, gracias a temperaturas muy cálidas.
 
A lo largo de sus más de 18 kilómetros de arenas naturales, bañadas por aguas cristalinas, Ibiza ofrece múltiples posibilidades de disfrutar de un baño en el mar, en playas que cuentan con una amplia gama de servicios y diferentes ambientes. Hay calas mágicas, como Cala d’Hort, presidida por el islote de es Vedrà; otras de belleza singular, como las Platges de Comte, rincones poco poco frecuentados, como es Pou des Lleó y playas grandes y familiares, como Platja d’en Bossa o Es Figueral. Las playas de Ses Salinas y Es Cavallet se encuentran en entornos naturales protegidos, con un sistema de dunas de gran valor ecológico.
 
Las playas de la isla destacan por su singular belleza y por sus aguas de color turquesa y su transparencia, que se debe a la Posidonia Oceánica, reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.
 
En la ciudad de Ibiza, el visitante encontrará el recinto amurallado renacentista, la iglesia de Santo Domingo, las casas señoriales, la Catedral, la Casa de la Curia, el Museo Arqueológico, el Castillo, el Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza y la Necrópolis Púnica del Puig des Molins, entre otros puntos de interés.
 
Las compras son un aliciente turístico e Ibiza ofrece una amplia oferta en esta área. Muchos de nuestros visitantes que acuden a nuestra isla se sorprenden al descubrir la moda típica Ibicenca conocida con el nombre de “Moda Adlib” y que podrá encontrar tanto en las zonas de compras como en mercadillos. 
 
El área más conocida como zona de compras es la del puerto de Ibiza, donde se concentran todo tipo de tiendas de diferentes marcas, aunque también se están desarrollando, como zona de compras, los nucleos urbanos de Santa Eulària y Sant Antoni.
 
Ibiza cuenta con una gran variedad de restaurantes y de extraordinaria calidad que ofrecen productos frescos y naturales, como el pescado y el marisco, o platos tradicionales, como el arroz marinera o el bullit de peix. 
 
También hay restaurantes que ofrecen platos típicos de Ibiza elaborados principalmente a base de carne. Por ejemplo el “arròs de matances” (arroz de matanzas), la “frita de porc” y el “sofrit pagès”, recetas contundentes de la gastronomía local.
 
La repostería ibicenca también es muy elaborada. Podemos destacar como postres característicos una deliciosa tarta elaborada a base de queso de cabra y oveja y hierbabuena (“el flaó”), la greixonera (puding a base de ensaimadas, leche y huevo) y en las reuniones sociales es costumbre degustar las “orelletes” (pequeñas pastas con forma de oreja).