Bergen


 

Bergen, la "Puerta de los Fiordos", es la segunda ciudad de Noruega y una de las más atractivas de todo el país. Está ubicada en un entorno de gran belleza natural, entre siete imponentes montañas que la rodean por tres de sus lados y el mar del Norte, que protege a la ciudad por el cuarto. En un día despejado, la llegada por mar es una experiencia única - las islas rocosas y las elevadas montañas forman un espectacular telón de fondo para las casitas de vivos colores, que se cuelgan montaña abajo hacia el puerto. 
 
La larga historia de Bergen como uno de los puertos principales de Noruega y en los últimos tiempos como centro turístico y de negocios internacional le confiere un aire más cosmopolita que a otras ciudades noruegas. El ambiente alrededor de Torget (mercado), el centro de la vida social de la ciudad con su ecléctica mezcla de restaurantes, cafeterías y pubs, es un reflejo del carácter cosmopolita de Bergen. Además, aunque las industrias marítimas como la de la pesca o la construcción de barcos siguen teniendo gran importancia en la economía de la ciudad, el turismo internacional se está imponiendo como una de las principales fuentes de ingresos. 
 
Los habitantes de Bergen son considerados como los más abiertos y simpáticos de todo el país y están muy orgullosos de su ciudad, su historia y sus tradiciones. La ciudad cuenta con multitud de museos, galerías y otras instituciones culturales. Por ello, no resulta extraño que Bergen fuera elegida Ciudad Europea de la Cultura en 2000. La temporada alta turística se extiende desde mayo a septiembre, aunque puede llover abundantemente en cualquier época del año. La región tiene el dudoso honor de tener uno de los índices de precipitaciones más elevados de Europa. No obstante, la meteorología no tiene por qué estropear una visita, ya que existen muchas actividades que se pueden hacer a cubierto. Entre noviembre y marzo, la lluvia se convierte en aguanieve o nieve, pero incluso el peor de los inviernos no resulta muy duro según los cánones noruegos y las temperaturas pocas veces bajan de los -5ºC (23ºF).